Cotidianamente Hermoso

 

Estos son los pequeños detalles de la vida que no dejan de ser emocionantes.

Imagino un padre, inmerso en la sociedad de hoy día, que no puede dedicar todo el tiempo que quisiese a sus hijos. Llega el verano y los chavales ya no tienen que ir al cole, y él, de entre todas las posibilidades que existen, ya sabéis, llevarlos al pueblo, campamentos de verano, el club, etc, decide llevárselo a unas jornadas de trabajo en el camión.

Imagino al padre mirando fugazmente a su hijo mientras conduce, feliz, reflexionando sobre cómo ha cambiado su niño, aquellos gestos que todavía conserva, esas palabras raras que usa ahora al hablar, y de todos esos cambios que han llegado sin darte cuenta.

Imagino a un padre orgulloso de su hijo, al ver que no se echa para atrás a la hora de arrimar el hombro para hacer fuerza y ayudarle.

Y la guinda del pastel, es ver como después del duro y sucio trabajo bajo el sol, padre e hijo se acicalan, y él lava las piernas y manos de su retoño, como si todavía fuese el bebé que tenía en sus brazos hace 12 años.

Simplemente emocionante.

padre-hijo-camion

Os invito a que veáis del resto de las FOTOS de reportaje –>

Ver otras FOTOS hechas en Galicia –> (Landscape)(O Barqueiro)(Rastros).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s